El pescado

Caminando por la playa de La Antilla en dirección de Islantilla, (a 600 metros), encontrará un bullicioso y desenfadado ambiente ideal para ir a comprar pescado al mejor precio, y aún mejor, para tapear en cualquiera de sus numerosas y bien surtidas terrazas.

La costa ofrece gran diversidad de especies. Buenos mariscos como la gamba blanca, langostino, cigala, almejas y coquinas, que tanto quisadas como el vapor, son el delirio para el consumidor. Pescados como el rape, el choco, la corvina y el pez espada, estrellas en las cartas de los restaurantes por su textura y sabor.

Peces planos como el leguado y las acedías o dentro de los esparidos, la dorada, el dentón, el pargo y el sargo… Esta riqueza y variedad ha permitido una vibrante gastronomía basada fundamentalmente  en productos del mar y desarrollada en exquisitos platos de cocina, y en general, en guisos y fritura de los mejores pescados de la costa.

Fresones de lepe

La fresa es el primer producto agricola de Lepe. Su gran calidad y lo temprano de su recolección, debido en gran parte al extraordinario microclima de la zona, lo convierten en un producto de gran prestigio internacional muy solicitado, sobre todo, en los paises nórdicos de Europa.

 

El jamón de Jabugo

 

El proceso de curación de este jamón se distingue por su estilo artesano y su curación en ambiente naturales por al menos un año. En un entorno forestal de alta calidad, el cerdo proporciona los mejores jamones ibérico de bellota y chacinas del mundo. Esta combinacón de materia convierte a La Antilla en un centro inmemorable para, desde un mismo punto, degustar los platos típicos de la gastronomía onubense.